Buscapina, ¿Para qué sirve?

La buscapina es un medicamento anti-espasmódico que se usa para el tratamiento de dolores intestinales, provocados por espasmos musculares intestinales, llamados cólicos.

Es un fármaco, la butilescopolamina, derivaba de la escopolamina, su sustancia activa es la Hioscina N-Butilbromuro que es una sustancia antiespasmódica, derivada de una planta que pertenece al género “duboisia”, por eso este medicamento no es un analgésico. Se presenta en forma de pastillas para su consumo de forma oral, reservándose el uso en ampolletas principalmente para usos veterinarios, ya que las ampolletas suelen ser dosis altas.
5107d40a47807

¿Para qué sirve?

Actúa quitando el dolor provocado por espasmos musculares del tracto digestivo, de las vías biliares y de los conductos úricos, así como de las vías genitales, aliviando el dolor. Suele ser recetado para tratar los dolores relacionados con la menstruación.

Es muy eficaz en dolores que son causados por el consumo de ciertos alimentos que irritan el aparato digestivo, como son alimentos muy ácidos, alcohol, cafeína, y las frutas ácidas, que causan que el tracto digestivo se irrite, lo provoca a su vez espasmos de los músculos que se encuentran en el tracto digestivo causado dolor, entonces el buscapina actúa al ser ingerido deteniendo estos espasmos musculares.

Es muy útil para tratar dolores intestinales causados por el exceso de estrés y se utiliza en el tratamiento del intestino irritable.

Desventajas:  

La administración de dosis altas o su uso prolongado es perjudicial.

Embarazo: aunque hasta hoy en día los estudios no indican que este fármaco afecte de alguna manera al feto en el vientre materno, lo recomendable es tener precaución en su administración en pacientes embarazadas.

Lactancia: este fármaco puede llegar a inhibir la secreción láctea, por lo que es recomendable mayor precaución en su administración en mujeres que se encuentren lactando, y parece ser poco probable que pueda ser ingerida por el recién nacido a través de la leche.

Es un medicamento que al poseer sacarosa en su composición, está contraindicado en personas con mal-absorción de la glucosa, mal-absorción de galactosa, intolerancia hereditaria a la fructosa y en insuficiencias de sacarasa- isomaltasa.

Se debe tener mucha precaución en personas que padezcan de glaucoma de ángulo estrecho y en aquellos pacientes que sean susceptibles a obstrucciones intestinales, obstrucciones urinarias y taquiarritmias. Se deben considerar factores como la edad del paciente, debido a que en personas ancianas la eliminación de los metabolitos de metamizol que contiene la “buscapina compositum” es muy retardada. No es recomendable su uso en pacientes con disfunciones renales y hepáticas, ya que la eliminación del medicamento se ve disminuida con estos padecimientos, por lo que se recomienda que las dosis sean poco prolongadas aunque no es necesaria la reducción de la dosis. Además se encuentra contraindicada en pacientes con megacolon y miastenia grave.

 

 

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *