Para qué sirve el Diazepam

El post del día de hoy está dedicado al Diazepam. Por muchos éste es un medicamento muy conocido, debido a que se utiliza comúnmente para el tratamiento de cuadros de ansiedad, y es por esto que muchos lo conocen como un ansiolítico. A continuación vamos a contarte todo lo que tenes que saber sobre éste, cómo actúa, para qué cuadros se receta, cuáles son sus posibles efectos secundarios y todo lo tenes que saber acerca de para qué sirve el Diazepam. 

¿Qué es el Diazepam y cómo actúa?

Se trata de un fármaco que a nivel cerebral, actúa facilitando la unión del neurotransmisor GABA con su receptor. Este neurotransmisor inhibidor está en el cerebro y este fármaco lo que hace es elevar su actividad, que esto se traduce en una disminución del funcionamiento de determinadas áreas del cerebro.

Este fármaco incide sobre el hipotálamo, el tálamo y el sistema límbico, y no afecta el sistema nervioso autónomo periférico. De todas maneras su acción es de tiempo prolongado y durante este tiempo el paciente puede estar somnoliento, a la vez que le ayudará a disminuir los niveles de ansiedad, acompañado de una relajación de todos los músculos.

¿Para qué sirve el Diazepam?

Es un fármaco que comúnmnete es utilizado en tratamientos cuyo objetivo es reducir la ansiedad, las crisis convulsivas, la agitación muscular y también para controlar los síntomas del síndrome de abstinencia de alcohol. Pero no sólo funciona como un supresor de los síntomas de la ansiedad, la tensión psíquica y agitación muscular en el marco de trastornos y estados psiconeuróticos; también se usa como medicación previa a la anestesia, para inducir ésta en el caso de intervenciones de diagnóstico, de cirugías o endoscopias.

No debemos dejar de mencionar que este es un fármaco que también se puede utilizar para el tratamiento de los ataques de pánico y del síndrome de colon irritable.

Administración del Diazepam

Este fármaco podemos encontrarlo en diferentes formas, sea en tabletas, cápsulas o en una solución para administrar vía. Siempre se hace la indicación de que las pastillas se deben tomar enteras, no se tienen que masticar. Comúnmente se tiende a administrar el diazepam entre 1 y 4 veces al día, y puede tomarse acompañada de alimentos o bien prescindir de ellos. De todas maneras es importante saber que hay que atender a las instrucciones dadas por el médico tratante a la hora de tomar el diazepam, porque todo dependerá de los efectos terapéuticos que se quieran lograr y de para qué se lo usa.

Es importante saber que como muchos psicofármacos, el diazepam puede producir dependencia en el paciente. Es por esto que se debe seguir estrictamente las indicaciones dadas por el médico tratante y no aumentar las dosis más allá de las que fueron indicadas, ni tampoco prolongar por más tiempo del indicado por el doctor la dosis ni tampoco reducir la frecuencia entre una toma y la otra. También debemos saber que si se toma a largo plazo este fármaco puede provocar tolerancia, es por esto que se trata de un fármaco que se utiliza en tratamientos a corto plazo. Esto es fundamental, ya que lo esperable es que el médico pueda reevaluar cada cierto tiempo el tratamiento con este fármaco, reevaluando específicamente la necesidad de continuar con este tratamiento. Lo esperable es que no el tratamiento sea lo más corot posible, aunque el tope máximo de duración es de ocho a doce semanas, incluyendo dentro de este tiempo el retiro en forma gradual de la medicación.

La suspensión gradual de la medicación es algo que no se debe pasar por alto, por esto cuando el paciente empiece a sentirse mejor, no debe discontinuar su consumo. En caso contrario, si se llegara a suspender de manera repentina el medicamento, una opción posible es que la condición por la  cual se comenzó el tratamiento empeore y junto con esto pueden aparecer síntomas de abstinencia, entre los que cabe mencionar la irritabilidad, cambios de humor, ansiedad e insomnio. Es por esto que es fundamental que el retiro sea indicado por un médico y se haga en forma gradual.

Efectos secundarios del Diazepam

Existen diferentes tipos de efectos secundarios que pueden aparecer tras la toma de este fármaco.

Los primeros efectos secundarios, en el sentido de que son los más esperables y por los cuales no habríamos de preocuparnos son la somnolencia, por lo que es común que la persona tenga más sueño durante el día y la necesidad de dormir, por lo que se encuentra más cansado y débil. Además este estado puede ir acompañado de mareos. También puede aparecer sequedad en la boca, malestar en el estómago, episodios de diarrea y cambios en el apetito, que puede fluctuar por la inapetencia o bien tener hambre todo el tiempo.

También puede suceder que la persona sienta cierta debilidad en los músculos, que haya una disminución en el estado de alerta general, y hasta tenga episodios de confusión y fatiga.

Sí debemos estar más alertas cuando empiezan a aparecer otros síntomas, como los que enumeraremos a continuación, sobre todo cuándo estos tengan un grado de intensidad severos o se extienda su duración en el tiempo. Este tipo de síntomas hace alusión a la excitación, que puede ser psicomotriz, a problemas de estreñimiento, combinado con las ganas permanentes de orinar o bien con problemas para hacerlo. También puede tener episodios de visión borrosa y cambios en la actitud sexual. En estos casos, si es necesario hacer una visita al médico.

Y por último, hay ciertos síntomas que en cuanto aparezcan, no se debe demorar la visita al médico, ya que entrañan mayor gravedad. En este caso hablamos de crisis convulsivas, cuando al caminar empieza haber pérdida de la estabilidad, lo que puede ir acompañado de temblores, que pueden aparecer y desaparecer, o ser constantes, incluso pueden molestar para estar solo sentado. Pueden aparecer cuadros febriles, problemas para tragar o respirar con normalidad y palpitaciones. En la piel se pueden notar síntomas como un sarpullido y erupciones severas, como así problemas en la coloración, que puede verse amarilla, como así los ojos.

Contraindicaciones para el Diazepam

Hay ciertos casos en los que no se recomienda la administración de este psicofármaco. Uno de ellos para los pacientes que tienen hipersensibilidad a las benzodiazepinas -ya que el diazepam pertenece a este grupo de psicofármacos-. Tampoco lo deben tomar las pacientes que tienen problemas de alcoholismo y drogadependencia, salvo en aquellos casos en que se utiliza para poder tratar los síntomas de abstinencia en el caso de la desintoxicación.

Para las mujeres que están embarazadas o tienen proyectos de un embarazo o están amamantando, es importante que si estaban con este tratamiento del diazepam recurran rápidamente al doctor o que consulten antes de iniciarlo.

Por último, este contraindicado en los pacientes que sufren insuficiencia hepática o respiratoria severa .

Para finalizar este post, es importante saber que en caso de que te hagas un análisis de sangre y estás realizando este tratamiento, debes informarle al profesional debido a que se trata de un psicofármaco que puede alterar los resultados. Y no debemos dejar de aclarar que este tratamiento sólo se debe hacer bajo la supervisión de un profesional, ya que no puede darse en el contexto de la automedicación.

 

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *