Para qué sirve el Ibuprofeno

En el post del día de hoy vamos a hablar del ibuprofeno,  que se trata de uno de los medicamentos que más popularidad tiene en la actualidad, probablemente porque se ha convertido en una opción muy versatil que permite atacar una  gran cantidad de cuadros. La gran mayoría de las personas tienen en el botiquin de su casa este medicamento, y por eso queremos hablar de él en el día de hoy, asique queremos invitarte a que veas la información que tenemos para compartir con ustedes, en la cual vamos a contar cuáles son los usos del ibuprofeno y para qué sirve. 

Información del Ibuprofeno

Cuando hablamos del ibuprofeno hablamos de un fármaco que se caracteriza por sus efectos analgésicos, antiinflamatorios y antipiréticos. Dentro del mundo de los fármacos, debemos englobar a esto en lo que se conoce como AINE, que es la abreviación de antiinflamatorios no esteroires.

Si compartimos información relevante sobre este medicamento, debemos decir que hoy en día se trata del analgésico que más se utiliza en el mundo. Si bien la popularidad en la actualidad es global, este fármaco data del año 1961, aunque recién en el año 1969 se lanzó en el Reino Unido como un fármaco para tratar la artritis reumatoide.

Y no es detalle menor el hecho de que la Organización Mundial de la Salud lo considera dentro de la lista de los medicamentos indispensables.

Antes de comenzar a hablar sobre los usos para los cuáles puede ser útil el ibuprofeno debemos saber que se trata de un fármaco que al igual que otros puede provocar efectos secundarios además de los terapéuticos esperados y es por esto que antes de su consumo es muy importante que se lea acerca de sus riesgos y posibles pacientes que no deberían consumirlos.

Usos del Ibuprofeno: Para qué sirve

Lo primero que debemos saber respecto de para qué sirve es que el ibuprofeno puede ser adminsitrado en comprimidos, en jarabe para el caso de los más pequeños o en sobres. Y en todas sus versiones, se trata de un fármaco que sirve especialmente para los siguientes cuadros que iremos detallando a continuación.

Como decíamos anteriormente, una de las propiedades del ibuprofeno es que es antipirético, y por eso sirve para bajar la fiebre.
También es un medicamento ideal para aliviar los dolores, y esto se explica por su propiedad analgésica. En este sentido puede ser muy útil para densidades de dolores leves y moderados, entre los que podemos incluir las cefaleas, migrañas, dolores musculares, dentales, dolores por golpes, de lumbar, dolores post operatorios, etc. Pero a su vez en el caso de las mujeres puede ser muy útil, ya que puede ayudarlas a aliviar los dolores menstruales.
Habíamos mencionado que el ibbuprofeno es un medicamento con propiedades antiinflamatorias, y como tal se entenderá que sirve también para disminuir la inflamación, la cual pudo haber sido la consecuencia de diferentes causas, entre las que podemos mencionar artrosis, artritis, lesiones.
En esta misma línea el ibuprofeno puede ser para tratar la inflamación no reumática, y en este caso hablamos de esguinces, de capsulitis, bursitis o diferentes lesiones inflmatorias que son la consecuencia de un trauma o evento deportivo.

Por otro lado están quienes sugieren que el ibuprofeno puede ser una buena alternativa para tratar el acné, y esto se debe a los efectos antiinflamatorios que ya hemos ido mencionando a lo largo de este post.

Un párrafo aparte se merece el ibuprofeno cuando se lo relaciona a la gripe. En este sentido, es muy común que las personas consideren que éste es un antibiótico que podría ser de gran ayuda para aliviar los cuadros de gripes o resfriados, pero es importante destacar que como se trata de un medicamento que es de venta libre que se puede adquirir en las farmacias sin prescripción médica, hay muchas personas que lo utilizan en estos casos para aliviar los síntomas de estos cuadros. Debemos destacar que es un fármaco que no se indica en estos casos, sobre todo porque no logra erradicar los virus responsables de una gripe o aliviar los síntomas de un resfriado, como lo son la congestión nasal o estornudos.
Esto no quita que no pueda ser util en aquellos casos de resfriados donde hay síntomas como dolor de cabeza o fiebre, porque como mencionábamos hace un momento es un fármaco que puede actuar sobre estos síntomas.

Contraindicaciones

Si bien es un medicamento que la gran mayoría de las personas tienen en el botiquin de su casa para cualquier urgencia, debemos saber que como todo fármaco está contraindicado en casos específicos que vamos a mencionar a continuación.

Esta contraindicado en aquellas personas que sean alérgicas a este antiinflamatorio o a cualquier otro, como sería el caso de la aspirina.
También no debe ser administrado en aquellas personas que padecen enfermedad graves de riñón, hígado y insuficiencia cardíaca grave.
Por otro lado tampoco deben utilizarlo aquellas personas que sufren de una úlcera, teniéndola actualmente o la hayan tenido en el pasado, como así de hemorragia de estómago o del aparato digestivo.
Para las mujeres embarazadas también está contraindicado, sobre todo a partir del tercer trimestre de gestión, debido a que se estima que podría inducir un aborto o provocar malformaciones en el feto. Pero tampoco durante el primer o segundo trimestre y en este caso sólo se lo debe hacer cuando el médico tratando haya realizado la prescripción médica y haya establecido las reglas de consumo, lo cual implica la dosis específicamente.

Lo mismo este es un fármaco contraindicado para aquellos pacientes que presentan problemas en la coagulación sanguínea o se encuentran haciendo un tratamiento para esto con anticoagulantes.

A su vez, se recomienda que las personas no utilicen el ibuprofeno sin haber hecho una consulta previa con el médico de cabecera cuando ellos padezcan de hipertensión o problemas cardíacos, problemas respiratorios o asma, retención de líquidos o edemas, o que tengan cuadros de diarrea o vomitos graves.

Información sobre Dosis y Administración

Lo que se recomienda es optar siempre por comenzar a tomar la dosis más baja y luego sólo si es necesaria y en caso de que ésta no haya logrado ser efectiva para aliviar los síntomas y molestias, aumentar la dosis. Asimismo es importante suspender su consumo tan pronto como los síntomas hayan desaparecido.

De todos modos hay investigaciones y estudios que han demostrado que el ibuprofeno de 400 mg tiene la misma que eficacia que el de 600 mg para el alivio de molestias y dolores leves y moderados. Es por esto que siempre se recomienda optar por al ibuprofeno de 400 mg y sólo acudir al de 600 mg cuando haya la indicación médica de hacerlo con una receta. De esta manera reducimos más la posibilidad de padecer efectos secundarios.

Para ir finalizando, lo recomendable es consumirlo durante las comidas, para tratar de tener efectos gastrointestinales indeseados o en caso de que no estés en un horario de comida, acompañarlo con un vaso de leche.
Respecto al tiempo entre dosis, lo ideal es tomarlos cada 8 horas de a un comprimido.

Para terminar no está de más volver a decir que ante cualquier inquietud o problema de salud preexistente, aunque se trate de un medicamento de venta libre, siempre es mejor consultar con un médico sobre su consumo.

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *