Para qué sirve la Cocaina, efectos a corto y largo plazo

Muchas personas tienden a tomar la cocaína y las hojas de coca como si fueran lo mismo, y en realidad si bien pertenecen a una misma planta, son cosas diferentes. Empecemos aclarando que es en las hojas de coca donde encontramos la cocaína, siendo ésta el principio activo de esta planta cultivada en Sudamérica. Éste, tras pasar largos procesos, deriva en un polvo de color blanco y sin olor, que es la forma de presentación en la que comúnmente conocemos la cocaína. Esto como un breve pantallazo general,, pero si queres saber un poco acerca de esta droga, de la cual mucho se conoce hoy en día, debido a que muchas personas la han utilizado negativamente como una droga para inducir ciertos efectos en el sistema nervioso, te invitamos a que continues leyendo nuestro post del día de hoy en el que vamos a contarte para qué sirve la cocaína, cuáles son sus principales efectos a corto y largo plazo, entre otras informaciones de relevancia.

Efectos de la Cocaína a Corto plazo

Si hacemos la diferencia de que existen efectos que esta droga provoca en el organismo a corto plazo, es  porque también esta es un droga que puede desencadenar efectos a largo plazo, lo que significa que luego del consumo, quedan secuelas que perdurarán en el tiempo.

Ahora empecemos a hablar lo que se dan tras el consumo de la cocaína, es decir en el momento inmediato en que se consume, como así en las horas sucesivas. La mejor manera de describir cuál es el efecto es planteándolo como un viaje de gran intensidad pero de baja duración, que tras esto aparecen una oleada de efectos negativos a indeseables, como lo son estados depresivos, de tensión y ansiedad nerviosa, que se dan por la necesidad de consumir más cocaína.

Las personas que tienen un consumo frecuente de cocaína, por lo general no tienden a tener buenos patrones de alimentación, porque lo hacen de manera inadecuada, como así tienen problemas del sueño, lo que es lo mismo que decir que no duermen bien. Otro de los cambios se puede percibir a nivel del ritmo cardíaco, debido a que muchos suelen empezar a tener un incremento en éste, acompañado de espasmos en los grupos musculares como así convulsiones. A su vez, esta es una droga que al incidir de manera directa en el sistema nervioso central, puede desencadenar toda una serie de reacciones, entre lo que cabe destacar cambios en los estados emocionales o anímicos, incluyendo la paranoia, la hostilidad, la ansiedad y los enojos, tanto en el momento del consumo como posterior a éste.

Es importante saber que más allá de la cantidad de droga que se consuma o la frecuencia con la que se lo haga, la cocaína es una droga que aumenta el riesgo de padecer un ataque cardíaco, fallas respiratorias o apoplejía, siendo todas éstas condiciones que podrían provocar una muerte inesperada.

Además, como efectos más puntuales y gráficos, debemos mencionar que puede disminuir el apetito, aumentar la presión sanguínea y la temperatura corporal. En esta línea puede provocar que los vasos sanguíneos se estrechen, que las pupilas se dilaten y aumente el ritmo respiratorio. Demás está decir que puede provocar la aparición de conductas extrañas en las personas, lo que se denomina comportamiento errático, hasta llegas a actos de violencia. Esto muchas veces va acompañado de alucionaciones, las cuales muchas veces son táctiles, lo que le da la sensación de que hay insectos o cosas que están recorriendo su piel y están por debajo de ésta provocando una sensación extraña. También mencionamos la euforia intensa, la hiperestimulación y la hiperexcitabilidad.

Efectos de la Cocaína a Largo Plazo

Lo que mencionamos recién acerca de los efectos a corto plazo, cabe destacar que allí están tanto los efectos “esperables”, es decir, aquellos por los cuales muchos deciden tomar esta droga, como así los adversos. Pero ellos no son todo, porque todavía cabe mencionar lo que son los efectos a largo plazo. Para ello vamos a hacer referencia a una expresión que ya desde hace varios años se utiliza para hacer referencia a todos los efectos que provoca el consumo de cocaína, siendo considerados todos estos con negativos y no deseados, por eso se habla de droga endemoniada.

La cocaína es una droga que provoca tolerancia, lo cual significa que para lograr los mismos efectos que se buscaban lograr en un primer momento con una dosis baja, ahora será necesario aumentar la cantidad para buscar aquella intensidad que en un primer momento se obtenía sin tomar gran cantidad. Esto hace que se tome cada vez más droga, aumentando no sólo la cantidad si no también la frecuencia. En este sentido, cuando se empieza a tomar esta droga de manera diaria, esto genera la pérdida del apetito – y esto explica que muchos adictos se encuentren extremadamente delgados- y también pérdida del sueño. Pero también estamos hablando de una droga que puede desencadenar una psicosis en personas, donde la aparición de fenómenos alucinatorios ocurra.

Es una droga que incide en la manera el que el cerebro realiza el procesamiento de sustancias químicas, lo cual significa que luego para que la persona pueda sentirse normal, por así decirlo, necesite cada vez más droga, debido a que ante la falta de ella aparecerán toda una serie de síntomas asociados con la el síndrome de abstinencia. Esta necesidad continua del consumo de cocaína hace que los adictos a ella empiecen a tener problemas a nivel vincular, debido a que sin interés solo pasa por aquellas cosas que estén relacionadas con el consumo, lo cual entorpece relaciones y la vida laboral.

Cuando por algún motivo se suspende el consumo de la droga la persona puede caer directamente en una depresión severa, que puede generar que la persona sea capaz de cualquier cosa para consumirla. Y en caso de que no pueda llegar a conseguir la droga o consumar el consumo, la consecuencia puede ser una depresión tan profunda que podría llevar al suicidio.

A nivel orgánico, el consumo de la cocaína puede tener efectos a largo plazo, que incluyen daños irreversibles en el cerebro, el corazón, vasos sanguíneos, el hígado, los riñones y los pulmones. Como la cocaína se inhala puede provocar una destrucción en los tejidos nasales y si se la fuma, fallas respiratorias. Otro método tiene que ver con la inyección, y en estos casos podría provocar la aparición de enfermedades infecciones. También puede provocar problemas sexuales y daños irreversibles en los órganos reproductores, que pueden desencadenar problemas de fertilidad, tanto en hombres como en mujeres.

Como mencionábamos anteriormente, los cambios en el estado del ánimo, con fuertes fluctuaciones del humor entre la irritabilidad, la tensión nerviosa y la ansiedad. La desorientación, la confusión, el agotamiento y la apatía también son consecuencias del consumo de cocaína. Algo fácilmente perceptible en las personas que consumen cocaína es el deterioro en los dientes, que puede provocar la caída de los mismos. El delirio, la psicosis y fuertes depresiones, con la aparición de  alucinaciones auditivas y táctiles, son uno de los efectos más graves.

Por último, la tolerancia es una de las consecuencias predominantes y graves del consumo de cocaína, lo que puede derivar en una fuerte adicción, aún en aquellas personas que sólo la consumieron una vez.

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *