Para qué sirve la Tiamina

El post de día de hoy se lo vamos a dedicar a la tiamina, probablemente más conocida como Vitamina B1. Como su nombre lo indica es una de las vitaminas que forma parte de complejo de vitaminas B y como tal es un participante activo en diversas reacciones químicas que realiza el organismo para mantenerse saludable. Como sucede en muchos casos con distintos nutrientes esenciales para el organismo, que no se conoce sus propiedades o para que sirven, las personas tienden a descuidar su consumo. Es por esto que en el día de hoy, queremos llegar a transmitirles cuál e sla importancia de la vitamina B1, qué funciones cumple y cómo ayuda a que el organismo se mantenga sano. Por eso te queremos invitar a que continues leyendo este post, Para qué sirve la Tiamina ya que a lo largo de él vamos a contarte todo lo que no podes dejar de saber sobre esta vitamina.

Tiamina o Vitamina B1

Hablar de tiamina o vitamina b1 es indistinto, debido a que son dos nombres con los que se hace referencia al mismo componente. Este nombre de esta vitamina que es hidrosoluble parte de los médicos Janier y Donath, quienes obtuvieron la sustancia activa en forma pura de la cascarilla de arroz, la cual era capaz de curar una enfermedad llamada Beri beri.

En el organismo encontramos a la tiamina en una concentración de treinta mg, encontrando en el corazón, el riñón y en el hígado su máxima concentración,

Para qué sirve la vitamina b1 o la tiamina

Por un lado, la tiamina sirve para la realización de diferentes procesos metabólicos y reacciones químicas en el organismo.
En este sentido, forma parte del proceso de descarboxilaciones oxidativas, que de lo que se trata es de la utilización de las células del sistema nervioso de la glucosa y para que esto sea posible se necesita la tiamina.
También participa en el proceso de transferencia de grupos, para poder realizar en forma adecuada la metabolización de los glúcidos y poder sintetizar los ácidos grasos.
Además la tiamina funciona como un cofactor de la enzima guamilato ciclasa, esto es, es una sustancia participante para que se puedan abrir los poros de la membrana celular, al mismo tiempo que forma parte del mecanismo bioquímico que determina la visión. Y en esta misma línea también es cofactor de la acetolactato sintetasa, que participa en el proceso en el que se sintetizan aminoacidos como la leucina y la valina.

Por fuera de sus funciones a nivel de las reacciones químicas y procesos metabólicos, podemos decir que la tiamina es esencial para que el sistema nervioso pueda funcionar de manera adecuada y saludable. Al mismo tiempo favorece al sistema muscular, debido a que ayuda a mantener saludable los músculos lisos y esqueléticos.

También, como mencionábamos hace un momento pero más desde la reacción química, la vitamina B1 es fundamental para el metabolismo tanto del corazón como del cerebro y a su vez cumple un papel esencial en la formación de los glóbulos rojos.

Síntomas de deficiencia de Vitamina B1

Como sucede con otros nutrientes, cuando el organismo no dispone de las cantidades necesarias de éste para funcionar correctamente, éste empieza a manifestarse a través de ciertos síntomas para dar cuenta de que requiere la incorporación de determinada sustancia. En el caso de la tiamina o vitamina b1 sucede lo mismo y la carencia de ésta es más común en las mujeres embarazadas, en los adultos mayores o en las personas que tienen una alimentación a base de calorías vacías, a saber, rica en azucares y productos refinados.

Concretamente hablamos de la enfermedad beri beri, y se trata de un cuadro caracterizado por la carencia de esta vitamina. Lo que sucede en este cuadro es que se produce una alternación del sistema nervioso -ya habíamos mencionado el papel esencial que la tiamina cumple en relación a éste- y esto genera ciertos desequilibrios en el estado del ánimo, donde la persona puede encontrarse apática, triste, con depresión, irritable y otros signos que denotan inestabilidad emocional. Además pueden haber una disminución de la memoria y altos niveles de fatiga. A su vez se puede notar que la persona tiene una marcha poco segura, que va acompañada de una fuerte rigidez a nivel de los músculos.
En esta enfermedad además pueden aparecer cuadros de anorexias con fuertes pérdidas de peso, sensaciones de náuseas acompañadas de vómitos, dolores en la zona abdominal y de pecho.

Alimentos ricos en Vitamina b1

La gran mayoría de los nutrientes que el cuerpo necesita los podemos incorporar al organismo a través de los alimentos, de allí la importancia de mantener una dieta balanceada, variada y saludable.

En el caso particular de la vitamina b1 también es así, y a ella la podemos encontrar en los frutos secos -como las almendras, las semillsa de girasol, el sésamo o el maní-; en los cereales -como el trigo, la avena y los copos de maíz, como así en el pan integral-; en las legumbres -como en las lentejas, garbanzos y alubias-; en las carnes -hígado o carne de cerdo; en la levadura de cerveza yen el huevo.

Tiamina en pastillas

En aquellos casos donde se ha constatado una carencia de esta vitamina, es común que los médicos receten suplementos de esta vitamina. En estos casos, lo más común es que cuando se habla de suplementos de tiamina, hablemos del monitrato de la tiamina, que es la forma de presentación que permite que el cuerpo pueda utilizar en forma rápida lo que necesita de esta vitamina.

Para finalizar

Es importante aclarar un punto de controversia respecto de esta vitamina.
Muchas veces se ha dicho que el consumo de esta vitamina puede hacer aumentar de peso, debido a que hay una suposición de que las vitaminas harían engordar. Claro que esto no tiene nada de cierto, debido a que las vitaminas son vacías en calorías, aunque lo que sí es cierto que la tiamina y cualquier vitamina en general lo que sí hacen es colaborar con la absorción de distintos nutrientes.
Y es por esto que si podría ser posible que una persona pueda ganar un poco de peso si la consume. De todas maneras, como las vitaminas colaboran para que el organismo pueda tener un correcto funcionamiento como así todos los procesos metabólicos, podría pensarse que esta vitamina, como todas en general podrían ayudar a bajar de peso.

Pero abandonando el terreno de las suposiciones, es tiempo de decir que la vitamina b1 no ayuda ni aumentar de peso ni tampoco será una aliada para la pérdida de peso.
No obstante, como ella es un componente que el organismo requiere para poder disponer de energía, en cierta forma si la persona mantiene ciertos niveles de actividad, esta vitamina puede ayudarte a movilizar las reservas para que de esta manera puedas tener toda la energía que tu cuerpo necesita.

Esperamos que toda esta información que te hemos proporcionado a lo largo de este post te haya resultado útil para conocer un poco más sobre la importancia de esta vitamina, debido a que sólo sobre la base del conocimiento uno podrá ser más consciente sobre la necesidad de incorporar las vitaminas necesarias al organismo para mantenerse saludable.

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *