Saltar al contenido

Los objetivos de la quimioterapia

La quimioterapia, o también conocido como “tratamiento químico”, se comenzó a utilizar a partir de la década de 1940 para el tratamiento del cáncer con el uso de la mostaza nitrogenada. 

El termino “quimio” se utiliza para describir los fármacos que destruyen todo tipo células cancerosas directamente. Las terapias actuales utilizan más de 100 fármacos para tratar el cáncer.

Objetivos:

Hay tres objetivos posibles con la quimioterapia

Curación:  la quimioterapia se usa para curar el cáncer, significa que el cáncer desaparece y no regresa. Cuando se administra un tratamiento que tiene probabilidades de curar el cáncer de una persona, el médico puede describirlo como un tratamiento con intención curativa. Pero no existen garantías, y aunque la cura podría ser el objetivo, el resultado no siempre es el esperado.  Hay casos que deben transcurrir varios años para saber si el cáncer de una persona se curó en realidad,

Control: cuando no es posible la curación, el objetivo puede ser controlar la enfermedad, reducir el tamaño de cualquier tumor canceroso y evitar el crecimiento y la propagación del cáncer. Esto permite ayudar a que una persona con cáncer se sienta mejor y posiblemente viva más tiempo. En varios casos el cáncer no desaparece completamente, pero es controlado y tratado como una enfermedad crónica. Aunque en algunos casos, parece que el cáncer desapareció por un tiempo, pero se espera que regrese.

Paliación: cuando el cáncer se encuentra en una etapa muy avanzada, los medicamentos quimioterapéuticos se pueden usar para paliar los síntomas causados por el cáncer. Cuando la única meta de cierto tratamiento es mejorar la calidad de la vida, sin tratar la enfermedad en sí, se le llama tratamiento paliativo o paliación.

Puedes consultar también→  Qué es el magnesio y para qué sirve