Saltar al contenido

¿Para que sirve ducharnos con agua fria?

Hay muchas personas que eligen bañarse con agua fría en lugar de agua caliente, por elección, y otras porque conocen sus efectos benéficos.

El agua fría y el agua caliente tienen diferentes propiedades para la salud si sabemos usarlas de forma adecuada. En general,  la mayoría de las personas utilizamos agua caliente para bañarnos, a una temperatura excesiva y durante demasiado tiempo debido a que nos resulta agradable el calor porque se dilatan los vasos sanguíneos y favorece la relajación. Sin embargo si se abusa de esto, se obtiene el efecto contrario, debilitamiento y nos quita la energía, y empeora nuestra circulación. Por eso, lo mejor es combinar ambas temperaturas para beneficiarnos de las dos.

Beneficios del agua fría:

  1. Reduce las inflamaciones
  2. Mejora la circulación sanguínea, ya que se contraen los vasos sanguíneos y se evita de esta forma la aparición de varices.
  3. Combate la flaccidez de los tejidos.
  4. Tonifica la piel y mejora su apariencia.
  5. Acelera el metabolismo.
  6. Previene la aparición de celulitis.
  7. Nos aporta vitalidad y energía, a la vez que proporciona una sensación de relajación.
  8. Fortalece el sistema inmunitario de una forma gradual.
  9. Regula el sistema nervioso.shutterstock_198405152-500x334

Lo ideal seria realizarlo antes de irnos a dormir.

También son muy buenos los baños locales para quienes sufren de problemas como artritis o artrosis en las articulaciones.

 

Puedes consultar también→  Para qué sirve el germen de trigo