Para qué sirve la Indometacina

La indometacina es un medicamento muy utilizado, ya que es un antiinflamatorio no esteroideo que inhibe la producción de prostaglandina, es decir, se usa para el alivio del dolor, la fiebre y combate de manera muy efectiva las inflamaciones. A continuación, con mayor detalle y precisión, te contamos para qué sirve la Indometacina.

¿Para qué sirve la Indometacina?

En síntesis, la Indometocina es una clase de fármaco no esteroideo (derivado del indol metilado) y relacionado con el diclofenaco (un fármaco también de naturaleza innhibidora). Lo que inhibe la Indometacina es la producción de prostaglandina, ligada al funcionamiento del sistema nervioso, entre otras partes del cuerpo. Por lo que queda claro que los efectos de semejante medicamento serán el alivio del dolor, la fiebre (es antipirético) e inflamación. Suele utilizarse en pacientes con distintas artritis, bursitis, tendinitis, neuralgias, dolores recurrentes de cabeza, etc.

La inhibición de la síntesis de protaglandinas trae acarreado, naturalmente, la disminución de las consecuencias, tanto positivas como negativas, que poseen estas sustancias lipídicas en el organismo. Por ejemplo, uno al ingerir Indometacina contrae el efecto inflamatorio que por lo general desarrolla el cuerpo, tanto en casos de artritis como en reacciones inflamatorias generales. Asimismo, le podemos anexionar el efecto analgésico, es decir, la carencia o disminución del dolor que suele darse de manera concomitante al rasgo antiinflamatorio. Lógicamente, estas inhibiciones pueden tener efectos adversos que serán desenvueltos más adelante.

Los exicipientes habituales en este fármaco son los siguientes:

  • Almidón de maíz.
  • Estearato magnésico.
  • Sílice coloidal.
  • Gelatina.
  • Polvo de celulosa.
  • Amarillo de quinoleína.
  • Dióxido de titanio.
  • Glicéridos semisintéticos sólidos en los supositorios.
También te interesará Saber →   ¿Para qué sirve la marihuana?

¿Cómo se usa la Indometocina?

La indometacina viene envasada en forma de cápsulas regulares, tanto de liberación lenta (acción prolongada)  y de suspensión para consumir por vía oral y también en forma de supositorio por via rectal. Las cápsulas regulares, los supositorios y la suspensión líquida se usan de a dos a cuatro veces al día. Las cápsulas de liberación lenta se toman de a una a dos veces al día. Las regulares, las de liberación lenta y la de suspensión deben ser ingeridas con alimentos o inmediatamente después de haber consumido alguna comida. Es importante utilizar este medicamento en un horario regular, no tratar de aumentar la dosis ni tampoco, ante olvidos breves, intentar recuperar dosis. Asimismo, es importante seguir las instrucciones y sobre todo estar guiado por lo que diga el farmacéutico o el propio doctor de confianza.

A continuación hablaremos un poco del uso particular de acuerdo a cómo se consuma la Indometocina:

  • Las cápsulas de liberación lenta deben ser tomadas enteras y no mezclarse con bebidas o alimentos sólidos en el momento de la ingesta.
  • Las suspensiones deben ser sacudidas antes de consumir el medicamento así queda mixturado el medicamento de manera homogénea.

En caso de supositorios de Indometocina:

  • Retire la envoltura.
  • Sumerja la punta del supositorio en agua.
  • Acuéstese sobre el lado izquierdo y levante la rodilla al pecho (una persona zurda debe hacerlo a la inversa).
  • Usando el dedo introduzca el supositorio de una pulgada y manténgalo un momento en el recto.
  • Después de quince minutos podrá levantarse. Lávese bien las manos y continúe con sus actividades normales.
  • Trate de mantener el supositorio en su lugar y evite tener evacuaciones luego de por lo menos una hora de haber colocado el supositorio.
También te interesará Saber →   Para que sirve la camomila

A la hora de consumir Indometocina hay que tener en cuenta algunas precauciones:

  • Antes de empezar a consumirla hay que comunicar al médico o farmacéutico si usted es alérgico a algunos de los componentes de la Indometocina.
  • Comunicar qué medicamentos, vitaminas, suplementos nutricionales o productos fabricados a base de hierbas está tomando o planea tomar.
  • Cominicar si se tiene asma, si es una persona de secreción nasal frecuente, crisis convulsivas, insuficiencias cardíacas, enfermedades mentales, hepáticas o renales.
  • Comunicar si usted está embarazada, cuenta con los planes de quedar embarazada o está amamantando a su bebé. En caso de estar embarazada y empezar a consumir Indometocina es importante llamar de manera inmediata al médico.
  • Si va a ser sometido a alguna intervención quirúrgica, por más que sea dental, es bueno avisar que está consumiendo Indometocina.
  • La Indometocina de manera frecuente genera somnolencia, por eso es recomendable, si empezó hace poco a tomarla, no manejar ni controlar maquinaria pesada. Por lo menos hasta conocer los efectos somáticos inmediatos del fármaco.
  • Si beba alcohol, será mejor que lo hable con el médico, ya que puede empeorar los efectos secundarios de la Indometocina.

 

Sin embargo, es importante que no solo hay que tener ciertas precauciones a la hora de la ingesta de la Indometocina, sino que también pueden acaecer efectos secundarios. A continuación detallaremos algunos:

  • Dolor de cabeza.
  • Mareos.
  • Vómitos.
  • Diarrea.
  • Estreñimiento.
  • Irritación del recto.
  • Sensación o necesidad de vaciar de manera constante los intestinos.
  • Pitido en los oídos.

Existen efectos secundarios de naturaleza más grave, lo cual implica que ante su advenimiento debe llamárse inmediatamente a un médico.

  • Aumento del peso de manera inexplicable.
  • Fiebre.
  • Respiración entrecortada o dificultad para respirar.
  • Hinchazón del abdomen, los pies, los tobillos o las piernas.
  • Ampollas.
  • Sarpullido.
  • Prurito (picazón).
  • Urticarias.
  • Hinchazón en los ojos, labios, lengua, garganta, brazos o manos.
  • Dificultad para tragar o respirar.
  • Ronquera.
  • Palidez.
  • Ritmo cardíaco más rápido que lo normal.
  • Cansancio excesivo.
  • Sangrado o moretones inusuales.
  • Falta de energía.
  • Malestar estomacal.
  • Pérdida del apetito.
  • Dolor en la zona superior del abdomen.
  • Síntomas similares a los de la gripe, coloración amarillenta en piel y ojos, orina oscura, descolorida o con sangre, dolor de espalda, dificultad al orinar y visión borrosa.
También te interesará Saber →   ¿Para qué sirve beber agua en ayunas?

 

La ingesta de este medicamento no debe realizarse seguida necesariamente de alguna dieta en especial. El medicamento, por otro lado, debe mantenerse bien cerrado, en un sitio templado y fuera del alcance de los niños. Si piensa desechar el medicamento debe hacerlo siguiendo un protocolo, ya que mascotas y niños pueden correr peligro ante su alcance.